Participación en IX CONGRESO INTERNACIONAL de PSICOLOGÍA CLÍNICA

Participamos en el IX CONGRESO INTERNACIONAL y XIV NACIONAL de PSICOLOGÍA CLÍNICA con varias comunicaciones, entre ellas:

  • “Activity patterns profiles: relationship with optimism, affect, functioning and life goals” donde se remarcaba la importancia de no evitar hacer actividades importantes para uno mismo por miedo al dolor.  
  • El Papel de la Plenitud en la Experiencia de Dolor Crónico.  En este trabajo comprobamos que la resiliencia y la plenitud influyen positivamente sobre la adaptación al dolor crónico, aumentando la satisfacción vital y el funcionamiento, y disminuyendo el deterioro funcional de las personas que sufren dolor crónico.

 

IMG_0281 IMG_0283

¡Gracias a todos por vuestro interés!

El dolor viene acompañado

Como comentamos anteriormente, en la experiencia de dolor están implicados factores biológicos o físicos, psicológicos y sociales. Pero además, el dolor trae consigo muchos efectos o dificultades también a estos niveles. Las investigaciones ponen de manifiesto que el dolor no se experimenta como algo aislado, sino que viene acompañado de muchas otras perturbaciones en diferentes aspectos (o niveles) de nosotros mismos. Estos son (pincha sobre la imagen):

sin-titulo

 

Además de dolor, pueden sufrirse varias de estas alteraciones lo que hace muy difícil poder vivir y sobrellevar esta experiencia tan desagradable y estresante.

Difícil, sí, pero no imposible.

¿Por qué la Psicología estudia el dolor? ¿El dolor es psicológico?

 

logo-def

La Asociación Internacional para el Estudio del Dolor define el mismo como “una experiencia emocional desagradable que se produce como resultado de un amplio número de factores, los cuales pueden ser biológicos, psicológicos y sociales”. Por tanto, el dolor es una experiencia compleja que no solo está asociada con el daño físico o enfermedad. Es más, hay dolores que no se pueden relacionar con ninguna lesión. Así pues, también influyen en él factores psicológicos y sociales.

El dolor no es vivido de la misma forma por todas las personas. Por ejemplo, Ana y Juan tienen dolor lumbar pero debido a sus características personales y sus experiencias en la vida, su cerebro interpreta las señales de dolor de manera diferente. Esto va a hacer que cada uno experimente de forma distinta este dolor y que cada uno tenga una forma de comportarse ante él.

Esto no significa que el dolor sea psicológico o que la persona se lo esté provocando, inventando y/o quiera sentirlo. Significa que nuestros pensamientos, sentimientos y comportamientos ante el dolor, un dolor real, van a ser diferentes. Esa diferencia va a hacer que una persona acepte y maneje el dolor mejor que otra. Esa diferencia va a hacer que, aún con dolor, la calidad de vida de una persona sea mejor que otra.

La Psicología, en su estudio y comprensión de todos estos aspectos de las personas que viven con dolor, nos puede ayudar a tener pensamientos, sentimientos y comportamientos más funcionales para aumentar nuestro bienestar y calidad de vida.

BIENVENIDA

IMG-20151221-WA0003

El equipo de investigación en dolor de la Facultad de Psicología de la Universidad de Málaga lleva más de 18 años trabajando con personas que viven con dolor crónico. Nuestro objetivo es conocer detalladamente los aspectos psicológicos de este y así poder mejorar la calidad de vida de los hombres y mujeres que lo sufren.

Con este blog queremos fomentar una parte que consideramos muy importante de nuestro trabajo: el contacto con estas personas, con vosotros. Pretendemos informaros de aspectos positivos y negativos a la hora de convivir con el dolor, dar pautas sobre cómo actuar con él, cómo manejar esos días más perniciosos, etc. En definitiva, que los resultados de nuestras investigaciones lleguen a quienes de verdad los necesitan.

Esperamos que todo esto sea posible.

¡¡¡BIENVENIDOS!!!